Blog

13
SEP
Discapacidad y Sexualidad
asme     1 comentarios    

CURSO SOBRE DISCAPACIDAD Y SEXUALIDAD 18-12-2012

 

Resumen de las ponencias de:

 

Natalia Rubio. Presidenta Asociación Estatal Sexualidad y Discapacidad

Carlos de la Cruz. Director Máster Oficial en Sexología y UCIC

Joserra Landarroitajauregi. Codirector de Biko Arloak. Codirector de ISESUS (Instituto de Sexología Sustantiva)

 

Nota previa: buena parte del curso y de los ejemplos que pusieron se referían a personas con discapacidad que viven en residencias. El resumen lo he centrado en los aspectos referidos a las personas con discapacidad intelectual.

 

PRIMER RESUMEN

 

Todos podemos ser personas con discapacidad (posibilidad de accidente, ictus, etc.) y muchos lo somos, pero no nos identificamos como tales porque utilizamos apoyos (gafas o lentillas).

“Lo que me hace persona con discapacidad no es la silla de ruedas, son las escaleras” Martha Torres Baquero, autora del libro “Discapacidades”

- Hay familias que rechazan el tema de la sexualidad porque no imaginan siquiera que sus hijos tengan unas relaciones sexuales que tenemos por “normales”. Estas familias tienen que saber que sus hijos sí podrán tener relaciones sexuales, aunque no tienen por qué ser iguales ni parecidas a la de otros. Puede estar condicionada por la dificultad-discapacidad física o intelectual, pero no por ello anulada.

- Hay sobre todo madres (y abuelos/as) que tienden a ver a sus hijos/as como niños/as. A medida que cumplen años los hijos/as van marcando la distancia con respecto a sus padres/madres. Cuando el hijo/a tiene discapacidad intelectual, este proceso de conquista de la autonomía no lo realizan los hijos/as. Por eso es fundamental que lo impulsen sus familiares desde la infancia, también en el campo de la sexualidad.

- En relación con la sexualidad existen tres objetivos que sirven para todas las personas y por tanto, también para las personas con discapacidad:

 

* CONOCERSE

Hay más dificultades y por tanto, hay que poner más empeño.

Tienen menos información: pocas personas les hablan de sexualidad y las pocas personas que les hablan de ella lo hacen con menos contenido que al resto.

Además, tienen menos acceso a información por ser más dependientes.

La experiencia nos enseña que no hablando no se ha mejorado.

Las familias de la persona con discapacidad tienden a cubrir el tema de la sexualidad bajo el silencio: hay mujeres con discapacidad intelectual que mueren sin saber qué es el clítoris, por ejemplo, porque nunca lo han preguntado y nadie se lo ha dicho sin necesidad de preguntar.

El colegio no siempre ayuda a conocerse y aceptarse mejor: los libros de texto  definen como características del paso a la pubertad que a los chicos les sale más vello y a las chicas les crece el pecho. Con esta explicación genera modelos que apartan a algunas personas a quienes dificulta su propio conocimiento y correcta aceptación al comprobar qu

conocimiento y correcta aceptación al comprobar que no se ajustan a los patrones que se recogen en el propio libro de estudio.

 

* ACEPTARSE

Es fundamental sentirse aceptado para poder aceptarse y esto requiere piel, gestos y caricias.

Pero también hay quien se siente demasiado querido/a (sobreprotegido/a): no le dejan hacer nada porque no le consideran apto/a.

“No me quieras tanto, quiéreme mejor”

Se necesita una red social que les mime y les apoye. Esta red social es por lo general muy escasa, suelen estar con los mismos/as, tiende a relacionarse con los iguales.

Todas las familias creen que lo hacen bien, tanto la que proporciona a su hijo/a los recursos necesarios para una cada vez mayor autonomía, retirándole los apoyos que ya no vaya requiriendo, como la que le lleva de la mano a todos los sitios y no le deja caerse ni equivocarse. En este último caso, ni el hijo/a ni sus padres crecen porque todos van perdiendo su red social.

 

* SU EXPRESIÓN

Hay que educar en la intimidad y la intimidad precisa de un espacio y un tiempo en el que pueda estar solo/a.

No permitamos que vivan en un “Gran Hermano” permanente, donde están constantemente vigilados por su bien.

No esperemos a que nos pregunten o nos reclamen un tiempo y un espacio para su intimidad, hay que educarles desde muy pequeños en ella: si no es posible o no nos atrevemos a que cierren la puerta, al menos que esté entreabierta, que siempre será mejor que dejarla abierta de par en par.

No hay que asociar intimidad solo con masturbación, para la que puede ser útil el baño, pero la intimidad también es necesaria para poder llorar o para oír música y para eso es necesaria una habitación.

Para las personas con discapacidad intelectual es necesario que aprendan

-       dónde: cuál es el espacio de intimidad al que tienen acceso – su habitación.

-       cuándo: aprendiendo a controlar el impulso y trasladándolo al momento de estar en su espacio de intimidad

-       cómo: habrá que permitirle -o proporcionarle en su caso- los estímulos que precise (películas, revistas, etc)

 

Acceso al cuerpo

 

Su cuerpo desnudo le pertenece sólo a nuestro hijo/a como el nuestro nos pertenece sólo a nosotros/as.

Tenemos que plantearnos cuántas personas han de acceder al cuerpo desnudo de nuestro hijo/a y concluir que no tienen que ser más que los imprescindibles, el mínimo número de personas. Y para ello:

-:

-       Desde bien pequeño/a hemos de actuar igual que con otro hijo/a

-       Cambiarle en el baño tras la ducha, vestirle en el baño o en la habitación, pero nunca en la sala si hay visita – los tíos/as también son visita si ya está con su padre/madre- por muy amiga de toda la vida que sea la visita (educamos a nuestro hijo/a y también a la visita)

-       En la playa o en el vestuario de la piscina, tendremos que darle a su cuerpo desnudo la misma protección que al nuestro (educamos a nuestro hijo/a y también a quienes nos rodean)

-       Antes de ir al médico le explicaremos que le puede ver desnudo sólo por ser médico y después se lo recordaremos cuando cuente/contemos dónde ha ido.

 

Dificultades para trabajar el tema de la sexualidad con las familias con hijos/as con alguna discapacidad.

-       Muchos se ven como padres/madres 24 horas 365 días al año, no tanto como pareja que tiene también que cuidar su propia sexualidad de pareja.

-       La percepción, por parte de algunas familias, de los hijos/as bien como ángeles eternos o como con una sexualidad desbocada, por lo que prefieren no tratar el tema con un especialista para no desbocar su sexualidad, cuando en realidad lo correcto sería tratar de reconducir esas conductas, ofreciéndoles un tiempo en el que estar solos y un espacio en casa donde no molestar ni ser molestado/a.

-       Siempre es deseable un mayor interés de los padres por informarse (apenas hubo alguna familia en el curso) y por ofertar a sus hijos/as el acceso a mayor información (tampoco había asistentes con discapacidad intelectual).

-       La tendencia de las familias a dejar en manos del centro escolar este tema. Según su experiencia, la sexualidad se aborda en bachillerato, al que la mayoría de las personas con discapacidad intelectual no acceden. Por otra parte, los profesionales del centro educativo, así como de la asociación/fundación, temen tratar el tema por desconocer cuál será la reacción de las familias. Por tanto, es la familia quien tiene que plantear la cuestión en todos los centros a los que vaya su hijo/a, pues de otra manera lo más probable es que no se aborde. Precisamente por ser un tema delicado, no está en ningún programa y si queremos que esté, lo tendremos que pedir.

 

 

SEGUNDO RESUMEN

 

Ideas-resumen de esta charla:

 

  • Ø El niño y joven con discapacidad acepta que todo el mundo le puede ver desnudo: la madre, el padre, el médico, el especialista de apoyo educativo, la tutora, el cuidador, la tía que le cuida…. Esto es muy peligroso porque no le ayuda a discriminar qué persona puede verle desnudo y quién no, tampoco le ayuda a discriminar situaciones de riesgo porque ellos no lo viven mal. El hijo/a con discapacidad DEBE IDENTIFICAR QUIÉN TIENE ACCESO A SU CUERPO

 

  • Ø La palabra INTIMIDAD y EMOCIÓN tiene mucho que ver en todo el tema de la sexualidad (sobre todo en personas con discapacidad)

 

  • Ø Deben aprender a TOMAR DECISIONES. Se puede empezar con el tema del vestir. Estamos muy acostumbrados a elegir la ropa por nuestros hijos/as, los vestimos a nuestro gusto. Debemos incitarles a que ellos/as vayan buscando su estilo dándoles a elegir entre varias prendas. Quien está acostumbrado a decidir las pequeñas cosas cotidianas está más preparado para identificar y responder ante situaciones de peligro.

 

  • Ø Hay que recordar que un joven con discapacidad no va a exigir cambios como un joven sin discapacidad. Somos nosotros los que desde pequeños debemos suscitarles el que pidan los cambios: comer solo, vestirse solo, hacer pis solo, entrar al cole solo….

 

  • Ø El adulto que está a su lado debe creerse que ciertamente el joven con discapacidad tiene vida sexual. Si no se lo cree, es muy difícil que ponga medios que le ayuden a vivir bien esa faceta de su vida y le ayuden a identificar situaciones de riesgo.

 

  • Ø La demostración de los afectos debe ir cambiando en la medida que va creciendo. El que de pequeño abrace nos hace gracia, pero si ya de joven abraza a todo el mundo, nos parece mal educado. En esto debemos hacer hincapié porque si no hacemos los adultos que el joven con discapacidad lo vaya cambiando, él por sí mismo no lo va a hacer.

 

El trato que le da el adulto que está con él está representando el modelo de trato que tiene que tener el joven con discapacidad en la sociedad.

 

  • Ø Es un tema que da miedo puesto que el problema del embarazo está presente. Para evitar esto, se va a tender a limitar las relaciones sexuales (así no llegan al coito).

 

  • Ø Toda familia que tenga un hijo con discapacidad, en algún momento, debe plantearse dónde va a dejar a su hijo expresar sus necesidades sexuales, cuándo y con qué estímulo (muchas familias le dicen que se puede masturbar en su cuarto pero justo allí es donde menos estímulos hay)

 

  • Ø La línea que separa lo placentero de lo doloroso está desdibujada. Los receptores los tienen afectados. Esto también se aplica al terreno de la masturbación. Hay jóvenes que si no les enseñas a masturbarse bien, se pueden hacer heridas o simplemente no van a saber finalizarlo satisfactoriamente.

 

CONSEJOS PARA UN CENTRO EDUCATIVO

 

  • Ø Que lo sexual no sea un secreto, que se oiga por los pasillos del centro.
  • Ø Buena disposición, por parte de los profesionales, para contestar a preguntas espontáneas de los alumnos. Es importante elegir un profesional que los alumnos identifiquen como “al que se puede preguntar” (quizá porque ha dado una clase de sexualidad o porque ha puesto un cartel en el centro, o porque a alguien le ha contestado claramente y esa persona se lo transmite a los demás compañeros….)
  • Ø Cuando contestemos a sus preguntas, decir verdades
  • Ø Tomar las preguntas con naturalidad
  • Ø Siempre que se vaya a tratar expresamente algún tema de sexualidad, comentarlo previamente a los familiares.
  • Ø Se necesita coherencia en los mensajes

 

Comentarios
Ana M. Morales · 28-04-2015 09:04:52

Muchas gracias Nuria, palabras muy esclarecedoras que como profesional de educación especial y sexóloga me hacen alegrarme al ver que voy por el buen camino.



Escribe aquí tu comentario:


Enviar

Mensaje enviado correctamente!


MENÚ

ETIQUETAS

TAMBIÉN PUEDES VISITAR:

 
 
 


946 00 29 19 · 676 07 07 03
yolyasme@gmail.com
Síguenos en

Aviso Legal

Desarrollado por Desarrollo de paginas web