Blog

01
SEP
Aprendiendo Juntos
asme     1 comentarios     testimonios, familias, experiencia

BIENVENIDO A NUESTRA PÁGINA.

Al quedarme embaraza y saber que tenía dentro una niña no tenía ninguna duda de cuál sería su nombre, Malena.

            Me parecía que sería una personita con mucha personalidad y mucha fuerza, con un futuro brillante y una familia que la querría muchísimo. En algo no me confundí porque su familia la quiere a rabiar y cada día que pasa nos cala de forma más profunda, pero en lo referente a su futuro…

Cuando Malena nació nos comunicaron que tenía “algo”; pasaron 2 años hasta que después de dar muchas vueltas, hacer pruebas, vivir horas de angustia se nos comunicó que ese “algo” se llamaba Síndrome de Smith-Magenis.

En un principio todo tu esfuerzo está volcado en saber qué enfermedad sufre tu hijo, pero cuando le ponen nombre a lo que padece, todo cambia. Buscas como loca toda la información posible al respecto, que este caso es muy escasa, ya que el SMS está considerado como una enfermedad rara (de baja frecuencia), quieres que algún médico te cuente cosas sobre ello, que te digan cómo será su vida a partir de ese momento, pero tienes la mala suerte de que nadie sabe decirte nada, no hay casos sobre los que basarse, nadie sabe de lo que están hablando, SMS ¿Qué es eso?, y tienes que armarte de valor e ir explicando a los médicos, a tu familia, amigos… que tu hija sufre una enfermedad genética debida “a la falta de un pequeño fragmento en el cromosoma 17” y que eso lleva a que Malena sufra continuas rabietas, cambios de comportamiento muy bruscos, lo mismo te come a besos que te pega tortas y mordiscos, que tenga un sueño totalmente irregular, para ella el día comienza a las 5 de la madrugada, y la noche es intranquila con sueños cortos y muchos despertares, que se auto agreda hasta el punto de sangrar al morderse los dedos, que tengas que escuchar a sus compañeros de clase decir “Malena no habla”, que veas que sus manos y pies son más cortos y anchos de lo normal, y que su físico poco a poco va cambiando y denotando que es diferente.

            Que tengas que mentalizarte que tarde o temprano tendrás que sacarla de su escuela y llevarla a un colegio de educación especial, y que los estudios en el colegio inglés y todas las expectativas de futuro para tu hija se tendrán que quedar en sueños o vivirlas en un posible segundo hijo.

A pesar de todas estas contrariedades, mi hija es lo mejor de mundo y aunque hay veces que la mandaría de vacaciones a un lugar remoto, o que la taparía la boca porque me llama constantemente y me vuelve loca, y que no me quedan fuerzas para llevarla adelante, voy a hacer todo lo posible para que desarrolle al máximo sus capacidades (conocimientos, habilidades, aptitudes, etc.) para que sea la personita más feliz, y sobre todo, para que su futuro y el de los demás niños como ella, (que son los niños con más encanto que conozco) puedan disfrutar de una niñez, juventud y de una vida adulta lo más “normal posible”, sin tener que depender de nadie y sin tener que sentirse aislados del mundo en el que nos ha tocado vivir.

Yolanda- presidenta de ASME y mamá de Malena

Dedico este prologo a todos los niños y niñas de ASME, con todo mi cariño y ganas de trabajar por ellos.

Comentarios
Erica · 01-12-2016 11:12:46

Hola soy erica la mamá de juana tu historia es muy parecida a la mía, mi smith de llama juana y del primer minuto supe q había algo raro en ella. Es el amor de mi vida, y como decís a veces no tenemos fuerzas pero seguimos. Me encantaría contactrme contigo, para saber un poco, somos de Argentina y en nuestro país sólo está juana. Cariños y espero ansiosa tu repuesta.



Escribe aquí tu comentario:


Enviar

Mensaje enviado correctamente!


MENÚ

ETIQUETAS

TAMBIÉN PUEDES VISITAR:

 
 
 


946 00 29 19 · 676 07 07 03
yolyasme@gmail.com
Síguenos en

Aviso Legal

Desarrollado por Desarrollo de paginas web